Categoría:
14/02/2013
Comentarios
Categoría: 
Vivienda

 

Desde KÖMMERLING os queremos desear a todos en este 14 de febrero un feliz San Valentín, pero sobre todo un muy feliz Día de la Energía. La energía es, sin duda, algo que nos acompaña y nos envuelve en todos los aspectos de nuestra vida.

 

Y hablando de energía, ¿sois conscientes de la importancia que tiene la energía en la vivienda? El gasto y ahorro energético van ganando, desde hace algunos años, cada vez más protagonismo en el campo doméstico y es que lograr que usemos los recursos energéticos eficientemente debe convertirse en una de las máximas prioridades para los hogares.Por eso, os vamos a recordar los principales aspectos a cuidar en la vivienda:

 

Una de las claves es acondicionar bien la vivienda para evitar las indeseables pérdidas energéticas. Hacer uso de las fuentes de energías renovables: instalar sistemas de calefacción eficientes o aplicar sistemas de ventilación cruzada son opciones sostenibles y mucho más asequibles de lo que nos solemos imaginar. Y no nos podemos olvidar del papel protagonista que tienen aquí las ventanas, uno de los elementos más vulnerables de la vivienda en cuanto a pérdidas energéticas. Nuestra recomendación es que elijáis siempre ventanas de calidad ya que con ellas podréis ahorrar hasta un 70% en calefacción y aire acondicionado. Las ventanas de PVC son las que mejor aíslan térmicamente y por ello es con ellas con las que más energía se ahorra.

 

Además, dentro de muy poco contaremos con nuevo método para conocer verdaderamente el grado de eficiencia energética de una vivienda: el Sistema de Certificación Energética de Edificios (sobre este tema profundizaremos próximamente).

 

Con respecto  al equipamiento del hogar, hay que fijarse bien en la eficiencia de los  aparatos que adquirimos. Para conocerla contamos con una ayuda extra, el Etiquetado Energético, un sistema de clasificación que se usa principalmente en electrodomésticos y bombillas. Un aparato eficiente conlleva un mayor desembolso al principio, pero con el ahorro energético que conlleva se amortiza en poco tiempo.

 

Y no olvidéis hacer siempre un uso adecuado de la electricidad, la luz, el agua… e interiorizar sanas costumbres como separar la basura en casa. Saldréis ganando en todos los sentidos y el medio ambiente os lo agradecerá. Al fin y al cabo los hogares y sus rutinas van a marcar en buena medida el futuro del Planeta. ¡Feliz día de la Energía!



Consultas


 

SíGUENOS EN GOOGLE+