Categoría:
21/11/2018
Comentarios
Categoría: 
Actualidad

La empresa líder en cerramientos de PVC se ha convertido en la primera de su sector en obtener la ecoetiqueta tipo III DAP. Un informe que aporta información cuantitativa de los impactos ambientales de un producto durante todo su ciclo de vida. Para su tramitación, la firma alemana ha recurrido a AENOR, entidad de referencia en cuanto a gestión de certificaciones, y a su programa GlobalEPD.

 

El aumento de las construcciones sostenibles y la creciente intención de certificar este tipo de proyectos, hace cada vez más necesaria la obtención de la DAP. Certificaciones como Breeam exigen esta ecoetiqueta a cada uno de los componentes empleados en la construcción del edificio. Con la información que se extrae de una DAP, un asesor Breeam puede obtener la “puntuación” de un proyecto para poder calificarlo dentro de las tres categorías de Breeam.

 

Queriendo dar solución a esta reciente necesidad del mercado, KÖMMERLING ha obtenido la ecoetiqueta tipo III DAP para dos de sus productos: el sistema Eurofutur Elegance y el sistema KÖMMERLING76. Perfiles que destacan por sus elevadas prestaciones aislantes, convirtiéndose en soluciones ideales para construcciones pasivas y sostenibles.

 

Hasta el momento KÖMMERLING hacía frente a este tipo de proyectos aportando la EPD genérica de KÖMMERLING en Alemania. Sin embargo, el hecho de adquirir la versión de esta ecoetiqueta a nivel nacional, hace que los datos obtenidos del gasto ambiental de un producto sean mucho más veraces. Aspectos como la emisión de CO2 que genera el transporte de un producto, o la acidificación del suelo, se reducen notablemente en la DAP nacional. Esta mejora de datos incide directamente en las puntuaciones finales de Breeam.

 

¿Qué se tiene en cuenta al elaborar la DAP?

En general, la DAP mide el gasto de recursos naturales de un producto durante todo su ciclo de vida. En el caso de los sistemas KÖMMERLING se tiene en cuenta el periodo que va desde la extracción de la materia prima (el PVC) hasta la colocación de la ventana en obra.

 

Está considerada una ecoetiqueta ISO de tipo III que recoge información sobre diferentes características de un producto. Aspectos que inciden directamente en el medio ambiente como el consumo de energía, el consumo de agua y el consumo de los recursos renovables. Además, tiene en cuenta las cantidades y los tipos de residuos producidos.

 

Firme compromiso con el medio ambiente

En su arduo compromiso medioambiental, la DAP no es la única ecoetiqueta con la que cuenta KÖMMERLING. Desde diciembre del 2008, la sede española de profine dispone del certificado de gestión ambiental de AENOR UNE-EN ISO 14001, siendo también la primera firma del sector en obtener este reconocimiento. Esta certificación asegura el cumplimiento de una serie de normas medioambientales, reduciendo así la emisión de gases contaminantes y favoreciendo la sostenibilidad.

 

Junto a esto, cabe destacar la formulación propia que utiliza KÖMMERLING en la elaboración de su materia prima. La fórmula ®Kömalit Z elimina metales pesados como el plomo y el cadmio, sustituyéndolos por estabilizadores ecológicos como el calcio y el zinc. Entre sus numerosas ventajas, esta formulación logra el 100% del reciclado de los sistemas KÖMMERLING, permitiendo su reincorporación al proceso de producción.



Consultas


 

SíGUENOS EN GOOGLE+