Acceso a zona de descargas

Inicio de sesión

¿Es usted profesional? Registro

Acceso a zona de descargas

Conoce el ahorro energético que podría tener tu vivienda con el aislamiento adecuado.

Calcula tu ahorro

Últimos post CTE-Arquitectura

PassivHaus es un referente ya a nivel mundial de lo que se puede llegar a conseguir cuidando la envolvente y la relación con el entorno y el clima....
SUP Atelier ha desarrollado lo que llaman un diseño estratégico integrado multisistema, que permite minimizar la huella ecológica del proyecto a la...

Resistencia de la carpintería

Protección contra el viento y las agresiones externas

La resistencia del PVC

El PVC es un material por naturaleza muy duro y, gracias a modificaciones exclusivas realizadas por KÖMMERLING en su fórmula molecular, se le dota ya en su fase de fabricación de una gran resistencia al impacto, garantizada por numerosas pruebas de laboratorio.

Con la elección de unos herrajes y vidrios adecuados, nuestras carpinterías pueden obtener excelentes clasificaciones antirrobo. Por otra parte, además de la seguridad y resistencia propia de los perfiles, a la hora de fabricar las ventanas, los perfiles se refuerzan con perfiles internos de acero.

Su capacidad de resistencia a los golpes se hace particularmente patente en las esquinas, donde los perfiles van soldados térmicamente sin pegamento. El resultado final de esta soldadura es una unión muy homogénea, sin fisuras, de una sola pieza, lo que supone una mejora tanto mecánica como estética.

Métodos de ensayo

La resistencia al viento se mide con el Método de Ensayo con la norma EN 12211. Una vez realizado el ensayo, la ventana se clasificará de acuerdo con la norma EN 12210, que establece cinco categorías

según las presiones a las que se haya ensayado la ventana, desde Clase 0 hasta la Clase 5 y otras tres categorías según la flecha máxima que admitamos.

La resistencia a la carga de viento es especialmente importante sobre todo en ventanas situadas a gran altura en fachadas expuestas, donde las presiones de viento son considerables. En estos casos debería exigirse una clasificación mínima de C4. Todas las ventanas fabricadas con perfiles KÖMMERLING superan esa clasificación