Resistencia al viento

Clasificación del marcado CE

La resistencia al viento de las ventanas se determina mediante ensayo con la norma EN 12211. Este ensayo somete a la ventana a tres pruebas de presión:


una para ver la deformación (P1), una de presión repetida (positiva y negativa, P2) y otra de seguridad (P3). Durante la aplicación de estas series definidas de presiones de ensayo positivas y negativas se realizan mediciones e inspecciones para determinar la flecha frontal relativa y la resistencia al deterioro por las cargas de viento.


Una vez realizado el ensayo, la ventana se clasificará de acuerdo con la norma EN 12210, que establece cinco categorías según las presiones a las que se haya ensayado la ventana, desde Clase 0 hasta la Clase 5.


La resistencia a la carga de viento es especialmente importante sobre todo en ventanas situadas a gran altura en fachadas expuestas, donde las presiones de viento son considerables. En estos casos debería exigirse al menos una clasificación C4.

Planos