Hermeticidad y Ventilación

Una barrera contra el aire, agua y contaminación

El PVC ha demostrado en multitud de ensayos su calidad frente a otros materiales (aluminio, madera, etc.), tanto por su nivel de impermeabilidad al aire, lluvia, como por su resistencia frente al viento y las cargas.

Por si esto no fuera suficiente, las esquinas de las ventanas de KÖMMERLING están soldadas y no pegadas, lo que ofrece una total estanqueidad al agua, al viento y a la contaminación. Los sistemas de perfiles KÖMMERLING se diseñan específicamente para garantizar un cierre estanco que no permita filtraciones, para ello no solo se utiliza la última tecnología sino que se realizan rigurosos ensayos y controles de calidad.

Cuando hablamos de hermeticidad hay dos parámetros fundamentales que marcan la diferencia:

  • Permeabilidad al aire: La permeabilidad al aire define la cantidad de aire que pasa a través de una ventana o puerta cerrada y se mide en m3/h.
  • Estanqueidad al agua: La estanqueidad al agua de una carpintería cerrada se define como su capacidad para resistir la penetración de agua.
Hermeticidad y ventilación

Qué es la ventilación controlada

Una ventana debe posibilitar la renovación del aire para proporcionar unas condiciones aceptables de habitabilidad.

Estas renovaciones necesarias implican unas pérdidas energéticas, por lo que es preciso entonces establecer un equilibrio entre ellas y las renovaciones por hora del local.

Para garantizar una eficaz y no costosa renovación del aire:

  • En viviendas deberá conseguirse entre 0,5 renovación/hora (para climas fríos) y 1 renovación/hora (para climas cálidos), o garantizar un aporte de aire fresco entre 9 y 14 m3 por hora y persona.
  • En aseos y cocinas, etc., en los que sea preciso eliminar vapor de agua debe disponerse una aireación mayor.
  • En locales donde se dispongan estufas de butano, chimeneas de leña y carbón, cocinas de gas, calderas o calentadores de agua, será preciso añadir de 30 a 50 m3/h para evitar condensaciones, combustión incompleta o concentración de CO2.
  • En locales públicos en los que se pueda fumar, deben garantizarse hasta 50m3 por persona y hora.

Como influye la correcta ventilación de mi hogar en nuestras vidas

La ventilación es fundamental para mantener en condiciones aceptables el aire del interior. Además, con una correcta ventilación, se pueden evitar posibles problemas de condensaciones.

Hermeticidad y ventilación

¿Por qué nunca hay condensaciones en las ventanas KÖMMERLING?

El sistema normalizado de ventilación básica de KÖMMERLING, se sustituye con un perfil especial de compensación de presiones un tramo de la junta de hoja (en la parte superior) y un par de tramos de la junta de marco (en la parte exterior, en los laterales a poca distancia del extremo inferior).

Esto permite que entre el aire fresco por el espacio intermedio entre marco y hoja, que se calienta debido a la temperatura media ahí existente. Este aire fresco vuelve a salir por el lado interior a través del perfil de compensación de presiones de la parte superior, muy por encima de la altura de la cabeza.

Este sistema funciona en todos los sistemas KÖMMERLING y se puede montar a posteriori. El aire se renueva con la ventana cerrada y el ruido queda fuera.

No requiere poner ninguna atención para su funcionamiento, y contribuye a renovar el aire incluso en largas ausencias de la vivienda.

¿Qué factores provocan la aparición de condensaciones?

Una correcta ventilación también contribuye a que los valores de la humedad no adquieran valores elevados y se produzcan condensaciones.

La humedad en una vivienda se origina por sus ocupantes y por las actividades que desarrollan.

Las causas de la aparición del agua de condensación son las siguientes:

  • Ventilación insuficiente
  • Aislamiento térmico insuficiente en los cerramientos.
  • Aislamiento térmico insuficiente de los vidrios o de los perfiles de las ventanas.
  • Defectos de construcción
  • Calefacción incorrecta, colocación desfavorable (no dispuesta debajo de la ventana).
  • Utilización inadecuada, calefacción intermitente errónea.