Cómo limpiar las persianas

¿Cómo limpiar las persianas?

Igual que limpiamos las ventanas con frecuencia, también es importante prestar atención a las persianas. En este post os contamos los pasos a seguir para mantenerlas como el primer día. ¡Y sin realizar posturas o malabares imposibles!

21 Jul 2021
Comparte:
Limpiar persianas

Si en otros artículos ya hemos visto paso a paso lo fácil que es limpiar las ventanas de PVC y mantenerlas como el primer día, esta vez queremos hablaros de la limpieza de persianas. Debido a nuestra climatología y la gran incidencia solar, en España la gran mayoría de viviendas cuentan con persianas. Un elemento importante para proteger nuestra casa del calor, del ruido… y que también nos aporta intimidad.

El verano es una de las épocas del año donde más uso hacemos de la persiana: la subimos para ventilar, la bajamos para protegernos de las altas temperaturas, etc. Ese continúo subir y bajar hace que la persiana esté expuesta a agentes externos como el polvo o las tormentas de verano, que a veces traen consigo barro. El exceso de suciedad puede afectar a la vida útil de la persiana, por ello es importante limpiarlas cada cierto tiempo, siendo lo ideal una vez al mes.

Limpiar las persianas de PVC paso a paso

La parte interior de las persianas o aquellas que dan a un balcón o terraza son las más fáciles de limpiar. Os explicamos cómo hacerlo paso a paso:

  1. Bajamos la persiana hasta abajo y con un cepillo de cerdas blandas sacudimos el polvo acumulado. Esto también podemos hacerlo con el cepillo que incluyen algunas aspiradoras. Lo que hacemos es quitar esa primera capa de suciedad.
  2. Lama por lama iremos pasando una bayeta mojada en agua caliente y jabón neutro. El truco para llegar a las zonas más altas es envolver una bayeta en una mopa o en el cepillo de una escoba. El palo nos permitirá llegar a las lamas más altas sin necesidad de subirnos a ninguna escalera y correr riesgos.
  3. Repetiremos el paso 2 pero con un paño que nos ayude a secarlas.
  4. No te olvides de limpiar las correas, o el interruptor en caso de que sean motorizadas.

 

Otra opción más rápida para limpiar las persianas es utilizar una vaporeta, aunque según la cantidad de suciedad es posible que también nos toque frotar por alguna de las lamas con la bayeta.

¿Cómo limpiamos las persianas por el exterior?

La parte exterior de las persianas suele ser bastante inaccesible, sobre todo cuando da a la fachada de la vivienda. Aún así, durante años hemos visto mil formas de limpiar estas persianas, casi todas ellas recurriendo a malabares imposibles o poniendo en riesgo nuestra seguridad. Todo esto no debe ser una opción.

Para las persianas más inaccesible por su cara exterior la mejor solución es abrir el cajón de la persiana, la caja en la que va enrollada. En el caso de las persianas de PVC suele ir mediante clipado, por lo que no necesitaremos hacer uso de ninguna herramienta para abrirlo. ¿Y qué hacemos una vez que lo hemos abierto?

  1. Aprovechamos que hemos abierto el cajón de la persiana para limpiar todo lo que está a la vista con una aspiradora. Así eliminaremos posibles pelusas o polvo que más tarde acabaría depositándose en las lamas o entorpeciendo el funcionamiento de la persiana.
  2. Con la persiana completamente recogida, limpiamos las lamas que están a nuestra vista (como hemos hecho en el interior, con agua y jabón), las secamos y bajamos un poco la persiana. Lo que hacemos es ir desenrollándola poco a poco, limpiando cada vez las lamas que van quedando a la vista.

 

¡Y ya tenemos nuestras persianas limpias! El tiempo de limpieza dependerá de la frecuencia con la que solamos limpiarlas, si lo hacemos cada mucho tiempo nos costará más, ya que habrán acumulado más suciedad.

Comparte:

Contenido relacionado

Más visto