Construcción industrializada: todo lo que tienes que saber

Construcción industrializada: lo que tienes que saber

Tras hablaros sobre nuestra participación en el proyecto ÁVIT-A, hoy desgranamos en profundidad en qué consiste la construcción industrializada y cuáles son sus principales ventajas. ¿Es la construcción industrializada el futuro de la construcción?

27 Abr 2021
Comparte:
Construcción industrializada

Cada vez oímos hablar más sobre las transformaciones que está viviendo el sector de la construcción, y es que como en el resto de sectores, el desarrollo de las nuevas tecnologías también está dejando su huella en él. Todo esto ha dado como resultado nuevos sistemas y procesos, que caminan en paralelo a la construcción tradicional.

Nosotros mismos ya os hablábamos hace algunas semanas sobre ÁVIT-A, un proyecto pionero de construcción industrializada en el que colaboramos. Para que entendáis mejor el funcionamiento y las ventajas de este proyecto de Grupo Avintia, hoy queremos analizar en profundidad qué es la construcción industrializada y cuáles son sus principales ventajas.

¿Qué es la construcción industrializada?

Se trata de un sistema de construcción que utiliza técnicas innovadoras y procesos automatizados para llevar a cabo la construcción de un proyecto. La gran diferencia respecto a la construcción tradicional es que los diferentes elementos estructurales que forman una vivienda o edificio se elaboran en una nave o taller, de forma que en obra únicamente se ensamblan las diferentes partes.

La construcción industrializada también se conoce como construcción offsite, y hace uso de tecnologías como BIM, que permite ir obteniendo una simulación en 3D del proyecto. La ventaja de este tipo de simulaciones es que evitan incongruencias posteriores en obra, ya que cada agente del proceso constructivo incorpora datos sobre su solución. Esto permite ver cómo unos elementos constructivos pueden influir en otros, obteniendo parámetros y datos globales del proyecto, y corrigiendo posibles errores desde fases tempranas del diseño.

Ventajas de la construcción industrializada

Antes de hablar de sus ventajas es importante matizar que la construcción industrializada no es lo mismo que las viviendas prefabricadas. Mientras estas últimas se construyen por completo en un taller; en el caso de la construcción industrializada, el ensamblaje de los diferentes elementos constructivos se produce en obra. Este matiz permite desarrollar grandes edificios bajo este sistema. Las principales ventajas de la construcción industrializada son:

  • Reducción de tiempo y costes: las cadenas de montaje que se producen en los talleres o naves con este tipo de construcción permiten aligerar los tiempos. Además, trabajar con un diseño previo en el que se mide al milímetro cada parámetro evitar errores posteriores en obra, que implicarían rehacer trabajos. Toda esta reducción de tiempos afecta directamente a los costes del proyecto, que también se ven reducidos (se evitan costes inesperados a causa de errores).
  • Siniestralidad laboral: como gran parte del trabajo se desarrollo en espacios controlados, como talleres o naves, los riesgos son menores. Además, las condiciones climáticas no influyen en el desarrollo de la obra.
  • Mayor sostenibilidad: la reducción de tiempos influye directamente en una reducción de los consumos energéticos y, por tanto, favorece la sostenibilidad del proceso constructivo. En general, al estar todo tan controlado, trabajar en un taller y en obra únicamente ensamblar, se consigue una reducción notable de los residuos.
  • Amplia adaptabilidad y diseño: hacer uso de herramientas como BIM permite diseñar de forma personalizada el proyecto, cumpliendo a su vez con los requisitos marcados por el CTE. Además, la construcción industrializada es compatible con certificaciones eficientes o sostenibles como Passivaus, BREEAM, etc. Simplemente hay que tener en cuenta los parámetros de estos sellos desde las fases iniciales del proceso de construcción, escogiendo soluciones que favorezcan la consecución de los objetivos de eficiencia energética y/o sostenibilidad.

Analizando las diferentes ventajas de las que hemos hablado, podréis ver en qué se diferencia la construcción industrializada de la construcción tradicional. Sin duda, la necesidad de optimizar los procesos constructivos, reducir las emisiones contaminantes y la irrupción que está teniendo el uso de nuevas tecnologías, hace que la construcción industrializada haya llegado para quedarse.

Comparte:
Construyamos un proyecto juntos
SERVICIO DE PRESCRIPCIÓN

Contamos con un programa global de asesoramiento para arquitectos, ayudándote a cubrir todas las necesidades de tu proyecto de forma personalizada.

Reto KÖMMERLING
Quien vive en el pasado, no puede avanzar
- Mies Van der Rohe -

Contenido relacionado

Contenido relacionado

Lo más consultado