Deducciones fiscales para la rehabilitación de viviendas

Nuevas deducciones fiscales por rehabilitar la vivienda

El Gobierno ha aprobado un decreto-ley con deducciones fiscales para la rehabilitación de viviendas. Esta medida, que tiene como objetivo rejuvenecer y mejorar la eficiencia energética del parque edificatorio español, se suma a la aprobación de otro decreto-ley por el que se aprueban ayudas para la rehabilitación de edificios.

15 Oct 2021
Comparte:
Deducciones fiscales rehabilitar vivienda

Desde el pasado 6 de octubre está en vigor un nuevo decreto-ley por el que se introducen tres tipos de bonificaciones fiscales, para las que el Gobierno destinará 450 millones de euros.  Una medida que tiene como objetivo transformar el parque edificatorio español, tratando de alcanzar así el objetivo a medio plazo de la neutralidad climática e impulsando a corto plazo el empleo en el sector de la construcción y la rehabilitación.

Esta medida forma parte del Plan de recuperación, transformación y resiliencia, la hoja de ruta que marca la gestión de los fondos europeos para hacer frente a la crisis generada por la Covid-19. Por tanto, la inversión prevista para estas deducciones fiscales proviene de los fondos Next Generation UE para España.

Según informa el texto publicado en el BOE, se introducen “tres nuevas deducciones temporales en la cuota íntegra estatal del IRPF aplicable sobre las cantidades invertidas en obras de rehabilitación que contribuyan a alcanzar determinadas mejoras de la eficiencia energética de la vivienda habitual o arrendada para su uso como vivienda”. La normativa diferencia tres bonificaciones:

  • Deducción fiscal de hasta un 20% y un máximo de 5.000 euros anuales. Aplica a obras de rehabilitación energética de la vivienda que reduzcan al menos un 7% la demanda en calefacción y refrigeración. Esto podrá demostrarse comparando el certificado de eficiencia energética previo a la realización de la obra, con el expedido tras la realización de la misma.
  • Deducción de hasta un 40% y un máximo de 7.500 euros anuales. Aplica en aquellas obras que reduzcan en al menos un 30% el consumo de energía primaria no renovable, o en aquellas en las que se consiga una clase energética A o B en el certificado de eficiencia energética.

Mientras que estas dos bonificaciones estarán disponibles hasta el 31 de diciembre de 2022, la siguiente lo estará hasta el 31 de diciembre de 2023.

  • Deducción de hasta el 60% y un máximo de 5.000 euros anuales (15.000 euros máximo en todo el periodo). Aplica en obras de rehabilitación que mejoren la eficiencia energética en edificios completos de uso residencial, siempre que se consiga una reducción de un 30% como mínimo en el consumo de energía, o se obtenga una clase energética A o B en el certificado de eficiencia energética. Esta deducción se reparte entre los diferentes propietarios en función de su participación.

Como ya sabréis, el cambio de ventanas es una de las actuaciones que permiten mejor la eficiencia energética de una vivienda, mejorando además el confort de nuestro hogar. Recordaros también que, al margen de estas deducciones, se ha aprobado otro decreto-ley por el que se conceden ayudas a las CCAA para la rehabilitación de edificios y la construcción de vivienda social. Un total de seis subvenciones de las que os hablaremos muy pronto en nuestro blog.

Comparte:

Contenido relacionado

Más visto