Cómo elegir el color de las ventanas

¿Cómo elegir el color de las ventanas?

El color es una decisión más que tenemos que tomar cuando nos planteamos cambiar las ventanas de nuestra vivienda. A día de hoy, las posibilidades son tantas que lo más posible es que dudemos entre varios tonos o acabados. En este post hacemos un repaso por diferentes "tips" de decoración que nos ayudaran a tomar la mejor elección.

10 Nov 2021
Comparte:
Color ventanas

Tanto si hemos decidido cambiar las ventanas de nuestra casa, como si estamos desarrollando nuestro proyecto de hogar desde cero, hay una decisión a la que tendremos que hacer frente: el color de las carpinterías. Hoy en día existen tantas opciones que decidirse no siempre es tarea fácil. Por eso desde KÖMMERLING queremos ayudaros a tomar esta decisión, repasando algunos puntos a tener en cuenta.

Lo primero que debemos recordar es que las ventanas son uno de los elementos más duraderos de la vivienda, que nos acompañarán durante gran parte de nuestra vida y que, posiblemente, no volveremos a cambiar. Esto es importante tenerlo en cuenta a la hora de escoger acabados o colores demasiado chillones o muy ligados a una moda, ya que con el tiempo podemos acabar cansándonos de ellos.

Un único color o bicolor

En la actualidad nuestras ventanas pueden ser bicolores, es decir, que por el exterior luzcan un color y por el interior otro. Esta opción puede ser muy útil cuando en nuestra comunidad de vecinos se nos exige cumplir con una estética de fachada determinada. O simplemente porque nosotros queremos opciones de color diferentes.

En edificios se tiende a hacer un mayor uso de acabados metalizados, que incluyen colores como el gris, el cuarzo o el platino. Para nosotros, uno de nuestros favoritos es el azul galaxia, que pertenece a la gama metal de NaturKolor76, nuestra nueva línea de colores foliados. En viviendas unifamiliares tenemos una mayor libertad a la hora de escoger color para nuestras ventanas, ya que no vendrá marcado por la comunidad de vecinos, es ahí donde podemos jugar con colores más atrevidos o texturas más rústicas, como los acabados que imitan la madera. ¿La ventaja? Que con las ventanas de PVC nos evitamos el mantenimiento.

Para el interior de la vivienda, el color del perfil dependerá de la decoración que hayamos escogido. Si hemos optado por una decoración nórdica, el blanco o los acabados en madera serán nuestra mejor elección. Por el contrario, si la decoración de nuestro hogar es más industrial, con paredes de ladrillo visto, etc., los tonos oscuros como el negro ulti-mate o el gris antracita, serán nuestros aliados.

También debemos ser conscientes del espacio y la amplitud de las estancias, ya que en habitaciones o salones pequeños es mejor optar por colores claros, que aporten amplitud y luminosidad. Para estos casos, la mejor elección siempre será el blanco.

Tanto para los que lo tenéis claro como para los indecisos, en la web de NaturKolor76 podéis ver todas las opciones que existen de color para las ventanas. ¿Con cuál os quedáis?

Comparte:

Contenido relacionado

Más visto