Tipos de apertura para puertas

Tipos de apertura para puertas, ¿cuál elijo?

Una puerta de acceso a un balcón, un gran hueco con vistas al jardín... según el espacio en el que nos encontremos necesitaremos un tipo de puerta u otra. En este artículo os contamos los diferentes tipos de apertura que existen para puertas, así seguro que os será más fácil escoger la que más se adapta a vuestras necesidades.

08 Jun 2021
Comparte:
Tipos de apertura para puertas

Si hace unas semanas os hablábamos de los tipos de apertura que existen para ventanas, hoy queremos hablaros de las opciones que existen para puertas. Al margen de los sistemas de apertura genéricos, veremos que existen diferencias entre fabricantes, ya que las nuevas tecnologías y la innovación han permitido desarrollar cada vez sistemas de apertura más sofisticados y/o herméticos.  

En este artículo os hablaremos de los diferentes tipos de apertura para puertas que se elaboran con nuestros perfiles de PVC. Como ocurre con las ventanas, la elección de uno u otro dependerá del tamaño del hueco, nuestras necesidades de aislamiento, la estética que estemos buscando, etc. Y como siempre os decimos, recordad que el resultado final de una ventana o puerta dependerá de un conjunto de decisiones: vidrios, material del perfil, tipo de apertura, etc.

Para conocer las diferentes opciones de apertura que nos ofrecen las puertas, es importante diferenciarlas en 4 grupos diferentes: Puertas de calle, balconeras, correderas y especiales. La elección de una u otra dependerá básicamente del espacio en el que esté ubicada, ya que no es lo mismo tener en casa un pequeño balcón que un gran hueco abierto a un jardín.

Puertas de calle

Podríamos haber dejado las puertas de calle fuera de este artículo, ya que si estamos instalando este tipo de cerramiento no habrá lugar a dudas con su tipo de apertura. Las puertas de calle son las de entrada a una vivienda, por lo que su sistema siempre será abatible con eje vertical. Este tipo de puertas están formadas por paneles de PVC a los que se les pueden incorporar diferentes elementos, tiradores, etc. Y aunque su forma de apertura es la tradicional en cualquier vivienda, sí podemos realizar combinaciones como, por ejemplo, instalar un fijo junto a la puerta.

Puertas balconeras

Como su propio nombre indica son las puertas que suelen utilizarse en balcones, pequeñas terrazas o espacios exteriores en los que queremos evitar instalar correderas. Este tipo de puertas se caracterizan por ofrecer elevados niveles de aislamiento, ya que su apertura puede ser abatible u oscilobatiente, proporcionando ambas un cierre altamente hermético.

Puertas correderas

Este tipo de puertas suelen escogerse en grandes huecos que dan acceso a jardines o terrazas. Cuando estamos buscando que el interior de nuestra vivienda se comunique con el exterior. También se pueden instalar correderas en pequeñas terrazas o balcones en los que buscamos una apertura deslizante. Dentro de las puertas correderas, encontramos tres tipos diferentes de apertura:

  • Corredera Slide: se trata de un tipo de apertura deslizante que surge de la combinación de paralela y corredera. La gran diferencia respecto a otros sistemas es que permite empotrarse en el piso acabado, dejando únicamente un pequeño escalón. Su deslizamiento es muy suave y el pequeño giro que ofrece el carril por el que se desliza la hoja, permite que la puerta quede completamente hermética en su cierre.
  • Corredera elevadora: este tipo de apertura está pensado para huecos de grandes dimensiones. Al abrirse, la hoja se eleva y después se desliza horizontalmente. El ser un sistema de elevadora permite soportar vidrios de gran espesor sin dificultar su desplazamiento. Este tipo de apertura se realiza con el sistema PremiDoor76, que cuenta con la versión Lux, en la que la hoja fija tiene un perfil de menor sección vista y mayor superficie de vidrio.

En este vídeo podéis ver cómo es la apertura y cierre de estos dos sistemas, la corredera slide y la corredera elevadora. 

  • Corredera tradicional: se trata del tipo de corredera más común, el que todos conocemos y que más de uno tendremos o habremos tenido en casa. Es perfecto cuando en nuestro balcón o terraza, por espacio no podemos instalar un sistema practicable. A día de hoy, son sistemas que ofrecen un equilibrio entre aislamiento y estética a un precio óptimo.

Puertas especiales

Cuanto tenemos grandes huecos para los que buscamos soluciones muy concretas, es cuando cobran importancia este tipo de aperturas. Son puertas que permiten combinar los sistemas de apertura practicables y los deslizantes como:

  • Osciloparalela: este tipo de apertura permite que la puerta pueda abrirse tanto de forma abatible en su eje horizontal (facilitando la ventilación), como de forma corredera. Es la mejor opción si buscas una deslizante pero quieres las prestaciones de una abatible.
  • Plegable: se utiliza cuando, por ejemplo, nuestra vivienda cuenta con un jardín o terraza bastante amplio y queremos que la conexión con el interior de la vivienda sea máxima. Nos permite plegar las hojas del ventanal en forma de acordeón, de manera que el espacio de salida al exterior será mayor.

Esperamos haberos ayudado a saber qué tipo de apertura es la que más encaja con vuestras necesidades. Es importante tener en cuenta los niveles de aislamiento que ofrece cada uno de estos sistemas, el espacio con el que contamos para su instalación, etc. Teniendo en cuenta todo esto, seguro que daréis con la solución acertada. Y si tenéis dudas podéis preguntarnos a nosotros o a nuestra Red oficial 😊 

Comparte:

Contenido relacionado

Más visto